“Ningún carisma basta por sí solo”. El final de los espacios cerrados.

Los carismas son dones que el Espíritu Santo da a las personas integradas en el cuerpo eclesial y atraídas hacia el centro que es Cristo.

Abrir chat
Hola 👋,
¿en qué podemos ayudarte?