Nuevo Directorio para la catequesis: historia y diferencias

El Concilio Vaticano II pidió la redacción de un “Directorio sobre la formación catequética del pueblo cristiano”.

En el año 1971, bajo el pontificado de Pablo VI, se elaboró el primer Directorio general para la catequesis.

El segundo Directorio fue elaborado en 1997, con Juan Pablo II.

Ahora, casi 50 años después, se ha elaborado un nuevo Directorio. Está redactado por el Pontificio Consejo para la Promoción de la Nueva Evangelización.

En palabras de Monseñor Rino Fisichella (presidente del mencionado Pontificio Consejo), la elaboración de este nuevo Directorio responde al proceso de inculturación que caracteriza en particular a la catequesis y que, sobre todo en nuestros días, demanda una atención muy particular

La cultura digital en la que nos encontramos supone un gran desafío para la Iglesia. Conscientes de esto, el Pontificio Consejo considera necesario ordenar y orientar la formación dentro del ámbito digital.

“El Directorio no sólo presenta los problemas inherentes a esta cultura, sino que también sugiere qué caminos seguir para que la catequesis se convierta en una propuesta que encuentre al interlocutor en condiciones de comprenderla y de ver su adecuación con el propio mundo”. 

El nuevo Directorio se elabora también en el marco del Sínodo sobre la Nueva Evangelización y la transmisión de la fe (2012) y del vigésimo quinto aniversario de la publicación del Catecismo de la Iglesia Católica.

La catequesis es algo inseparable de la evangelización. “El corazón de la catequesis es el anuncio de la persona de Jesucristo, que va más allá de los límites del espacio y del tiempo para presentarse a cada generación como la novedad que se ofrece para alcanzar el sentido de la vida”. 

Una novedad del Directorio es el vínculo que establece entre la evangelización y el catecumenado. Considera necesario llevar a cabo una conversión pastoral para liberar a la catequesis de ciertos lazos que le impiden ser eficaz”: 

  • Identificación de la catequesis con el esquema de la escuela
  • La mentalidad según la cual la catequesis se hace para recibir un sacramento.
  • La instrumentalización del sacramento por parte de la pastoral.  

El Directorio presenta la catequesis kerigmática como un instrumento de fuerte valor existencial, gracias al encuentro que permite experimentar la presencia de Dios en la vida de cada uno. 

Diferencias con el anterior Directorio:

1. Cambio en la autoría

Se señala en la presentación la continuidad de los tres directorios aunque cabe destacar que las diferencias comienzan desde el principio, comenzando por los autores. 

Aunque fue aprobado por los Papas Juan Pablo II y Francisco, verdaderamente “el directorio de 1997 es una obra de la Congregación para el clero y el nuevo ha sido elaborado por el Consejo Pontificio para la Promoción de la Nueva Evangelización”.

Y es que fue transmitida esta competencia sobre la catequesis al nuevo organismo en 2013.

2. Pérdida del apellido

Esto se refiere a que el primero se llamó Directorio catequístico general.

Con Juan Pablo II, la cuestión de la catequesis pasó de ser sustantivo a ser adjetivo, eligiendo el nombre de Directorio General para la Catequesis.

Ahora, con el Directorio para la Catequesis, se mantiene el sustantivo pero se deja el título más claro. 

3. Diferencia en los antecedentes inmediatos

Tras su recorrido en 1977, la catequesis vivió un impulso a causa del cuarto sínodo ordinario a la cuestión, que fue el último convocado por Pablo VI.

Juan Pablo II elaboró la exhortación apostólicaCatechesi tradendae”, un documento de referencia que ha marcado la catequesis durante estos años. El proceso de puesta en práctica de la catequesis derivó en el directorio de 1997.

Junto con varios sínodos posteriores (el último en 2012 de Benedicto XVI, dedicado a “La nueva Evangelización para la transmisión de la fe cristiana”) fue con el impulso de Francisco a través de la exhortación apostólica “Evangelii gaudium, cuando “ésta se ha convertido en lo que a la misión de la Iglesia se refiere, en una auténtica hoja de ruta”

 4. Diferentes pontificados

Las reflexiones y conclusiones de los Padres Sinodales en 1977 y 2013 entraron en dos pontificados. Ambos marcaron con sus prioridades el desarrollo de evangelización en cada contexto histórico. 

El Vaticano II supone un impulso y apuesta por la urgencia de la formación de los fieles. Esta acción catequética debe evolucionar en formas y métodos.

5. Los plazos de los nuevos paradigmas

El nuevo directorio ofrece un punto dedicado a internet y a las redes sociales, adaptado a los tiempos que cambian sin faltar el compromiso ante distintas realidades.

En el directorio de 1997, como elementos positivos se mostraba “el compromiso a favor de los Derechos Humanos, la diversidad cultural o los signos de rebrote de vuelta a lo sagrado”.

6. Nuevos objetivos

En el Directorio de 1997 se aprecia en la catequesis, el desarrollo vivido gracias a la implicación de los agentes de pastoral, desarrollo de las catequesis de adultos, el enfoque y la reflexión. 

Interior de Iglesia

El Directorio actual presenta cinco tareas de la catequesis:

  • llevar al conocimiento de la fe,
  • iniciar en la celebración del Ministerio,
  • formar en la vida en Cristo,
  • enseñar a orar
  • introducir a la vida comunitaria.

7. Estructura renovada

El directorio actual se divide en tres partes

  • Una primera parte es “La catequesis en la Misión Evangelizadora de la Iglesia”. En ella se plantean los cimientos de todo el camino de la fe. Se destaca el capítulo sobre la formación, que es importante respecto a la renovación de la catequesis.
  • Una segunda parte es el “proceso de la catequesis”. En esta parte se entra de lleno en la parte catequética: pedagogía, metodología… 
  • Una tercera parte es “La catequesis en las Iglesias particulares”. En esta última vemos cómo “el ministerio de la Palabra de Dios toma cuerpo en lo concreto de la vida eclesial”.

En 1997 hubo un cambio en el orden de las partes pero se mantuvo la estructura del Directorio de Pablo VI. La primera parte pasó a ser la introducción y de esta forma los capítulos se fueron cambiando de lugar, el II en el I y así sucesivamente.

En nuestra Red de librerías Paulinas podrás encontrarlo, y además a través de: Librería Virtual Paulinas

Escrito por: Rafael Higueras.

Deja un comentario

Abrir chat
Hola 👋,
¿en qué podemos ayudarte?