Santa Margarita María Alacoque y el Corazón de Jesús

En la propagación de la devoción al Sagrado Corazón de Jesús ocupa un lugar destacado Santa Margarita María Alacoque.

En este artículo conoceremos más sobre ella y sobre la devoción al Sagrado Corazón de Jesús que tanto difundió.

¿Quién fue Santa Margarita María Alacoque?

Fue una monja francesa que perteneció a la Orden de la Visitación de Santa María.

Esta orden fue fundada por San Francisco de Sales en 1567-1622, para promover el “ejercicio del amor divino” por medio de la visita a los pobres y enfermos, de ahí que sus hermanas reciban el nombre de “visitandinas”; aunque también son conocidas por el nombre de “salesas”, en relación a su fundador.

Santa Margarita María Alacoque rezando

Nació el 22 de Julio de 1647 en la aldea de Hautecour, que pertenece al territorio de Verosvres, ciudad cercana a Paray-le-Monial, donde se encuentra la Basílica del Sagrado Corazón en la que Santa Margarita recibió las visiones del Sagrado Corazón de Jesús.

Cuando tenía 8 años falleció su padre y fue internada en el pensionado de las religiosas clarisas.

Desde entonces empezó a vivir una vida de sufrimiento que siempre encauzó hacia Dios: “Sufriendo entiendo mejor a Aquél que ha sufrido por nosotros”. 

Una enfermedad la inmovilizó durante cuatro años, postrándola en una cama; de la que se curó por intercesión de la Virgen de forma milagrosa: “La Santísima Virgen tuvo siempre grandísimo cuidado de mí; yo recurría a Ella en todas mis necesidades y me salvaba de grandísimos peligros”. 

Santa Margarita y la devoción al Sagrado Corazón de Jesús

El 20 de Junio de 1671, cuando tenía 24 años, ingresa en el Monasterio de Paray-le-Monial.

Allí, el 27 de Diciembre del año 1673, en la festividad de San Juan Evangelista, estando sor Margarita María en adoración ante el Santísimo Sacramento, recibió la primera de las cuatro grandes revelaciones con manifestaciones visibles del Sagrado Corazón de Jesús que experimentaría a lo largo de su vida: “Estando yo delante del Santísimo Sacramento me encontré toda penetrada por su Divina Presencia. El Señor me hizo reposar por muy largo tiempo sobre su Pecho Divino, en el cual me descubrió todas las maravillas de su Amor y los secretos inexplicables de su Corazón Sagrado”. 

Jesús se aparece a santa Margarita

La segunda revelación se produjo dos o tres meses después de la primera; la tercera ocurrió el primer viernes de Junio de 1674: en ella, el Señor le describió a sor Margarita de qué forma se iba a realizar la práctica de la devoción a su Corazón.

En un primer momento, las autoridades religiosas tuvieron recelo de estas visiones hasta que, en los primeros días de Febrero de 1675, el padre San Claudio Colombière (jesuita), habló con sor Margarita y creyó en sus revelaciones.

Fue entonces cuando se produjo la cuarta y última revelación, que se puede considerar como la más importante.

Ocurrió durante la octava del Corpus Christi del año 1675 (entre el 13 y el 20 de Junio).

Estando sor Margarita ante el Santísimo Sacramento, el Señor le descubrió su Corazón y le dijo: “He aquí el Corazón que tanto ha amado a los hombres y que no ha ahorrado nada hasta el extremo de agotarse y consumirse para testimoniarles su amor […] te pido que el primer viernes después de la octava del Corpus se celebre una fiesta especial para honrar a mi Corazón […] También te prometo que mi Corazón se dilatará para esparcir en abundancia las influencias de su divino amor sobre quienes le hagan ese honor y procuren que se le tribute”.

Padre Claudio Colombiere

El padre Colombière le ordenó a sor Margarita que cumpliese todo lo que le había dicho el Señor y que recogiese por escrito todo lo revelado. Pasados diez años, sor Margarita fue elegida maestra de novicias y asistente de la superiora. Murió el 17 de Octubre de 1690

Tres años después de su muerte el Papa Inocencio XIII promulgó una bula otorgando indulgencia a todos los monasterios de la Visitación con motivo de la fiesta del Sagrado Corazón que el Señor había pedido a Santa Margarita. 

El el año 1765 el Papa Clemente XIII instituyó dicha fiesta en Roma y en 1865 el Papa Pío IX la extendió a toda la Iglesia.

La fiesta se celebraría el viernes siguiente a la octava del Corpus. 

El 18 de Septiembre de 1864 sor Margarita María Alacoque fue beatificada por el Papa Pío IX. Y el 13 de Mayo de 1920, canonizada por el Papa Benedicto XV. Su festividad litúrgica se celebra el 16 de Octubre.

La Orden de la Visitación en España y en Granada

La Orden de la Visitación cuenta con 18 monasterios en España

Uno de ellos lo tenemos en nuestra ciudad de Granada, el Monasterio de la Visitación de Santa María en el Cerrillo de Maracena (c/ San Francisco de Sales, 2. Ver mapa), fundado en 1902.

Entre otras tareas, las hermanas elaboran ricos dulces todo el año y por encargo.

En nuestro país contamos también con una parroquia erigida bajo la advocación de Santa Margarita María Alacoque en Madrid.

La devoción al Sagrado Corazón de Jesús, que tanto debe a Santa Margarita, se extiende por todo nuestro país.

El año pasado conmemoramos el Centenario de la consagración de España al Sagrado Corazón.

Santa Margarita María Alacoque y los niños

Acercar la figura de Santa Margarita a los niños nos puede ayudar a darles a conocer la importancia del amor a Jesús y a los demás.

Así como también, el amor que Jesús nos tiene… un amor infinito expresado en su Sagrado Corazón.

Te pueden servir estos materiales (libro y dvd):

El Sagrado Corazón con ojos de niño
2,00 €
Santa Margarita María Alacoque y el amor a Jesús
5,95 €

Además, en el siguiente botón te ofrecemos unos recursos para Santa Margarita María Alacoque y el Sagrado Corazón con niños (para descargar):

Para profundizar:

Desde la Librería Paulinas, te recomendamos a continuación algunos libros, que puedan ayudar a profundizar en la vida de Santa Margarita María Alacoque y acercarnos más a la devoción al Sagrado Corazón de Jesús.

Acto de consagración al Sagrado Corazón de Jesús 

(Oración compuesta por Santa Margarita María Alacoque)

Yo… entrego y consagro al Sagrado Corazón de Jesús mi persona y mi vida, mis acciones, trabajos y sufrimientos, para no servirme ya de ninguna parte de mi ser, sino para amarle, honrarle y glorificarle. Ésta es mi voluntad irrevocable: ser todo suyo y hacerlo todo por su amor, renunciando de todo corazón a cuanto pudiera desagradarle.
Te elijo, pues, ¡oh Sagrado Corazón!, por el único objeto de mi amor, protector de mi vida, garantía de mi salvación, remedio de mi fragilidad, reparador de todas mis faltas y mi asilo seguro en la hora de la muerte. Corazón lleno de bondad, justifícame ante Dios Padre y desvía de mí los rayos de su justa cólera.
¡Corazón de Amor!, pongo toda mi confianza en Ti, pues todo lo temo de mi debilidad, pero todo lo espero de tu bondad. Consume en mi todo lo que te pueda desagradar o resistir. Que tu amor se imprima en lo más íntimo de mi corazón de tal modo que jamás pueda olvidarte ni separarme de Ti.
Te suplico por tu bondad, que mi nombre esté escrito en Ti, porque toda mi felicidad es vivir y morir en calidad de esclavo tuyo. Amén

Escrito por: Rafael Higueras.

Para conocer más libros  en nuestra Red de librerías Paulinas encontrarás una selección especial con todos ellos, y además a través de: Librería Virtual Paulinas

Deja un comentario

Abrir chat
Hola 👋,
¿en qué podemos ayudarte?