Domingo de la Palabra de Dios 2021

Celebramos este domingo 24 de Enero el “Domingo de la Palabra de Dios“.

Fijado por el Papa Francisco en el III Domingo del Tiempo Ordinario de cada año e instituido con la Carta Apostólica “Aperuit Illis” en forma de “Motu proprio”.

Nos recuerda la importancia y el valor de la Sagrada Escritura para la vida cristiana, dedicado a la “celebración, reflexión y divulgación de la Palabra de Dios”(Aperuit Illis 3).

Este año el lema es “Mantengan firme la Palabra de la Vida” (Cf. Fil.2,16) tomado de la Carta de San Pablo a los Filipenses.

Si nos adentramos en la Carta de San Pablo, vemos cómo el apóstol pretende ofrecer una enseñanza muy importante para la comunidad cristiana.

Es necesario que crezca nuestro conocimiento del Evangelio, nos recuerda la importancia que los cristianos deben dar a su compromiso de salvación. Nuestro vivir en el mundo no puede prescindir de este acontecimiento de amor, que ha transformado nuestra vida y la historia entera.

Es importante para los creyentes el deber de asumir la coherencia de vida (Mt 10,16) y para ello, San Pablo nos señala el camino: permanecer fieles y unidos a la Palabra de Dios, que genera vida y se presenta llena de sentido para la existencia personal.

Se invita por ello, en este Domingo de la Palabra a redescubrirla y que crezca en el corazón de los creyentes, para su evangelización.

El texto elegido para este día corresponde a Mc 1, 14-20, se nos invita a escuchar cómo los discípulos reciben la llamada del Señor, que nos sigue esperando para la construcción de su Reino.

Se celebra este Domingo en el contexto de la Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos y se nos da la oportunidad de unirnos, de este modo en oración, a todos aquellos que comparten la Sagrada Escritura.

Para vivir esta jornada más intensamente, la Comisión Episcopal para la Evangelización, Catequesis y Catecumenado ha editado un subsidio para la celebración del mismo. Para acceder a éste, pinchar en el botón:

Cómo surge el Domingo de la Palabra

“Que la Palabra de Dios se celebre, se conozca y se difunda cada vez más” (Misericordia et misera 7).

De esta forma animaba el Papa Francisco a la Iglesia, al terminar el Jubileo de la Misericordia, a poner más en el centro de su vida la Sagrada Escritura.

La Carta Apostólica “Aperuit Illis” en forma de “Motu Proprio” con la que instituye el “Domingo de la Palabra de Dios”.

Surge como respuesta al pueblo de Dios. Como una oportunidad, para que cada comunidad en este domingo renueve su compromiso en favor de la difusión, del conocimiento y la profundización en su Palabra.

Como una iniciativa pastoral, donde los creyentes reaviven su responsabilidad en el conocimiento de la Sagrada Escritura y mantenerla viva mediante un trabajo permanente de comprensión y transmisión, capaz de dar sentido a la vida en la Iglesia y ayudar en las diversas necesidades”.

A la luz de la Dei Verbum, se da un impulso en el redescubrimiento de la Palabra de Dios, su infinita misericordia, nos desvela su plan de salvación y espera nuestra respuesta de fe.

Durante este tiempo, ha habido un itinerario en crecimiento hasta llegar a instituir este Domingo de la Palabra.

Este documento fue publicado el 30 de Septiembre, en la memoria litúrgica de San Jerónimo en el inicio del 1600 aniversario de su muerte.

San Jerónimo, traductor de la Biblia, tuvo un gran amor a la Palabra de Dios. Poniéndose a la escucha, encontró a sí mismo el rostro de Dios y de los hermanos. Él mismo asegura, que la Biblia es el instrumento “con el que Dios habla a los fieles cada día” (Epístola CXXXIII. 13).

La Palabra de Dios en la vida del cristiano

La Palabra de Dios representa el comienzo de la historia de la Salvación que Dios hace con nosotros e ilumina nuestros pasos en la vida.

Los cristianos hemos de contemplar la Palabra de Dios como sustento, firmeza en la fe y alimento del alma. Sabemos que la Biblia toca la vida de las personas de muchas maneras.

A través de ella, conocemos más a Jesús que nos invita a seguirle y permanecer en Él, en su amor.

San Jerónimo decía que “desconocer la Escritura es desconocer a Jesucristo.”

Uno de los propósitos principales de este domingo es recuperar la familiaridad con la Sagrada Escritura. Sabemos también que el lugar privilegiado del encuentro entre la comunidad cristiana y la Palabra de Dios es la celebración eucarística.

Es muy importante acoger la Palabra, de ello hace referencia San Pablo en la Primera carta a los tesalonicenses (1 Tes 2,13) al igual que cuidar el proclamarla.

El Papa Francisco nos recuerda “que somos instrumentos en manos de la Biblia. Dejarse “herir” por la Palabra es, pues, indispensable para expresar con la boca lo que sobreabunda del corazón. Por eso, con la ayuda del Espíritu Santo, debemos alimentarnos en la mesa de la Palabra, con la lectura, la escucha, el estudio y el testimonio de vida”.

Lugares y libros de la Palabra de Dios

– Lugar: el ambón

Es un lugar reservado para la Palabra de Dios, desde él se proclaman las lecturas, el salmo responsorial y el pregón pascual; pueden también pronunciarse la homilía y las intenciones de la oración universal.

Conviene que en general, este lugar sea un ambón estable, un lugar adecuado para su proclamación.

En la introducción a la Ordenación de las lecturas de la Misa, se establece que el lugar de la Palabra responde a su dignidad y recuerda la relación con el altar. Recuerda al altar porque el Verbo anunciado desde el ambón se hace “carne” en el altar.

De este modo, podemos hablar de “dos mesas”: la de la Palabra y la de la Eucaristía.

La dignidad del ambón exige que a él solo suba el ministro de la Palabra. (Ordenación general del Misal Romano 309).

– Libros: leccionario y Evangeliario

El leccionario

El leccionario, es el libro litúrgico que reúne toda la Palabra de Dios anunciada en las celebraciones eucarísticas.

Contiene las lecturas del Evangelio y también textos tomados del Antiguo y del Nuevo Testamento.

Existen los siguientes, divididos en varios volúmenes:

  • I. Domingo y Fiestas del Señor: ciclos A, B y C.
  • II. Ferias de Adviento, Navidad, Cuaresma y Tiempo Pascual.
  • III. Ferias del Tiempo Ordinario: Año par y Año impar.
  • IV. Misas de los Santos.
  • V. Misas rituales y de difuntos.
  • VI. Misas para diversas necesidades y votivas.
  • VII. Misas con niños.
El Evangeliario

El Evangeliario contiene los pasajes del evangelio que se proclamarán durante las celebraciones. Los textos están dispuestos generalmente según el orden en que aparecen en los evangelios, ya divididos por perícopas para ser proclamadas.

El Misal prevé que el Evangeliario se coloque en el altar antes de la proclamación del Evangelio.

Iniciativas

Entre las diversas iniciativas que se pueden implementar para el Domingo de la Palabra , podemos mencionar la lectio divina, la entronización de la Biblia; bien en la comunidad o en la familia, e incluso se puede tener en cuenta para la catequesis, el directorio , documento que tiene como objetivo ayudar la misión evangelizadora de toda la Iglesia, y en particular, al servicio de la catequesis.

Año bíblico de la Familia Paulina

La Familia Paulina, renovando la centralidad de la Palabra de Dios en su vida y misión, celebra del 26 de Noviembre de 2020 al 26 de Noviembre de 2021 el Año de la Palabra de Dios.

El lema «Para que la Palabra del Señor corra» (2Ts 3,1)

El objetivo común del Año bíblico es: “En camino con la Iglesia, renovarnos mediante la familiaridad, el estudio y la lectura orante de las Sagradas Escrituras, para vivir de la Palabra, de modo que ésta alcance a todos, especialmente las periferias existenciales y del pensamiento”.

Bibliografía recomendada

Para profundizar más en este tema, os dejamos a continuación bibliografía recomendada:

Encuentros con Jesús

+ info imagen

Las bienaventuranzas explicadas a los niños

+ info imagen

Puedes visitar nuestra Red de librerías Paulinas para encontrar más libros, y además a través de: Librería Virtual Paulinas

Escrito por: Mercedes Roldán.

4 comentarios en «Domingo de la Palabra de Dios 2021»

  1. Me ha parecido,un servicio informativo muy bueno, que como cristianos es óptimo conocer.
    Para amar más la Palabra,conocerla y vivirla, podemos darles a conocer.
    Muchas gracias .
    Teresa de J

    Responder

Deja un comentario

Abrir chat
Hola 👋,
¿en qué podemos ayudarte?