San José: su iconografía en el arte cristiano

Desde los comienzos del arte cristiano, éste se ha ocupado de la figura de San José, por gozar de gran devoción al haber sido el padre terreno de Jesús.

Las primeras representaciones, de época paleocristiana, lo representan como un hombre anciano, y normalmente aparece en escenas navideñas como la adoración o la natividad.

San José carmelitano
Foto 1

Será a partir del Barroco, y gracias sobre todo a la Orden Carmelita, cuando el Santo cobre un especial protagonismo, al tomarlo como protector de su reforma y difundir la devoción del Santo como padre de Jesús en la tierra y también padre eterno. La Santa de Ávila, Santa Teresa, escribirá uno de los relatos más hermosos que se han escrito sobre este Santo:

“Tomé por abogado y protector al glorioso San José, y encomendéme mucho a él. Vi claro que así de esta necesidad, como de otras mayores, este padre y señor mío me sacó con más bien de lo que yo le sabía pedir. No me acuerdo hasta ahora haberle suplicado cosa que la haya dejado de hacer. Es cosa tan grande las maravillosas mercedes que me ha hecho Dios por medio de este bienaventurado santo, de los peligros que me ha librado, así de cuerpo como de alma; de este santo tengo experiencia que socorre en todas las necesidades, y es que quiere el Señor darnos a entender que así como le fue sujeto en la tierra, que como tenía nombre de padre, y le podía mandar, así en el cielo hace cuanto le pide. Querría yo persuadir a todos que fuesen devotos de este glorioso santo por la gran experiencia que tengo de los bienes que alcanza de Dios” (Libro de la Vida, cap. 6).

La iconografía con la que se representa es casi siempre con el niño en brazos, y en algunas ocasiones lo lleva cogido de la mano; en la otra mano, lleva un bastón con una vara de azucenas, en alusión a la narración del Profeta Isaías (“Pero brotará un renuevo del tronco de Jesé, y de su raíz florecerá un vástago” Is 11, 1) y también al Protoevangelio de Santiago en el que se narra cómo, reunidos los viudos del pueblo, cada uno con su vara, aquella sobre la que el Señor mostrase un signo sería el elegido para desposar a María (… “José tomó la última vara. Y he aquí que una paloma salió de la vara y se posó sobre la cabeza de José” Prot. 8, 3-9, 1). Frente a las primitivas representaciones el Barroco lo representará como un varón adulto, en los años de plena posesión de sus fuerzas físicas e intelectuales.

El sueño de San José
Foto 2

Escultores como Pedro Roldán, José de Mora, Alonso Cano, Salzillo o José Risueño y pintores como Georges de la Tour, Caravaggio, Murillo o Vicente López y Portaña representaron a este Santo que por su enorme devoción fue elevado a la categoría de Patrono universal de la Iglesia por el Papa Pío IX, en 1870.

Para saber más sobre San José, te proponemos:

“Descubriendo a San José en el Evangelio”. Pedro Beteta.

Descubriendo a San José

“Tras las huellas de José. Icono del Padre y Guardián del Arca”. Alonso Gómez Fernández.

Tras las huellas de José

Y también, en Dvd:

“José de Nazaret” (Dvd).

“San José y la obediencia” (Dvd).

Más sobre San José en: libreriavirtual.paulinas.es

Nota:

  • Foto de portada: “Sagrada Familia del pajarito”, de Bartolomé Esteban Murillo.
  • Foto 1: “Santa Teresa de Jesús y San Juan de la Cruz a las plantas del Glorioso San José”. Autor desconocido.
  • Foto 2: “El sueño de San José”, de Vicente López y Portaña.

Escrito por: Rafael Higueras.

Deja un comentario

Abrir chat
Hola 👋,
¿en qué podemos ayudarte?